Cómo identificar las diferentes especies de abejas y avispas

Introducción

Las abejas y avispas son insectos que pueden ser fascinantes para algunos, pero son una molestia para muchos. A menudo se los ve revoloteando por los jardines y parques, en busca de flores y néctar. Aunque estos insectos son importantes para el medio ambiente, la presencia de algunas especies de abejas y avispas puede ser peligrosa para los humanos.

Abejas y avispas: ¿qué son?

Las abejas son insectos polinizadores que pertenecen a la familia Apidae. Son conocidas por su capacidad para producir miel, lo que las convierte en uno de los insectos más útiles para la humanidad. Las avispas, por otro lado, pertenecen a la familia Vespidae. Aunque a menudo se las confunde con las abejas, las avispas tienen un cuerpo más delgado y estrecho y una cabeza definida claramente del tórax.

¿Por qué es importante identificar las especies de abejas y avispas?

Identificar las diferentes especies de abejas y avispas es importante porque algunas pueden ser peligrosas para los seres humanos. Algunas especies de avispas, como la avispa común y la avispa papelera, pueden atacar en enjambres y su picadura puede ser peligrosa para personas con alergias o con sistemas inmunológicos debilitados.

Identificando las diferentes especies de abejas y avispas

Abejas carpinteras

Las abejas carpinteras son de color negro y marrón oscuro. Son más grandes que las abejas comunes y tienen un cuerpo grueso. A menudo se las encuentra en agujeros en la madera o en las ramas de los árboles. Las abejas carpinteras no son muy agresivas y suelen picar solo si se las molesta o se las amenaza.

Abejas melíferas

Las abejas melíferas son de color marrón y amarillo y tienen un cuerpo peludo y redondeado. Las hembras tienen un aguijón y pueden picar si se las sienten amenazadas. Las abejas melíferas son importantes polinizadores y son las responsables de la producción de miel y cera.

Avispas comunes

Las avispas comunes son de color negro y amarillo, y tienen una cabeza claramente definida del tórax. Pueden picar varias veces y pueden ser muy agresivas si se les molesta. Las avispas comunes construyen nidos en forma de papel y suelen habitar en áreas con mucha actividad humana, como jardines y parques.

Avispas papeleras

Las avispas papeleras son de color negro y amarillo y tienen una cintura estrecha y definida. Son similares a las avispas comunes, pero construyen sus nidos con una sustancia parecida al papel hecha de pulpa de madera. Las avispas papeleras también pueden ser más agresivas y peligrosas que las avispas comunes cuando se les molesta o se les amenaza.

Abejorros

Los abejorros son insectos grandes y peludos de color negro y amarillo. A menudo se los ve zumbando alrededor de las flores y los vegetales, polinizando las plantas. Los abejorros son menos agresivos que las abejas y las avispas, pero aún pueden picar si se sienten amenazados. Aunque los abejorros no producen miel, son importantes polinizadores en muchos cultivos agrícolas.

Abejas solitarias

Las abejas solitarias son pequeñas y a menudo no se las nota. Son de colores brillantes, como el verde y el azul, y a menudo son solitarias o viven en pequeñas colonias. Las abejas solitarias no son agresivas y rara vez pican a menos que se las moleste. Son importantes polinizadores para muchas plantas y flores en nuestro ecosistema.

Conclusión

Identificar las diferentes especies de abejas y avispas es importante para determinar cuáles pueden representar un peligro para los seres humanos. Si observas una infestación de cualquier especie de abeja o avispa, es importante llamar a un profesional para que lo maneje. Debemos recordar que estas criaturas, aunque pueden ser peligrosas, son importantes para nuestro ecosistema.