Ácaros: qué son y cómo afectan nuestra salud

Introducción

Los ácaros son una clase de arácnidos que se encuentran en todo el mundo, desde el Ártico hasta los trópicos. Son algunas de las plagas más comunes en el hogar, y aunque son pequeños, pueden causar grandes problemas para la salud humana. En este artículo, exploraremos qué son los ácaros y cómo pueden afectar nuestra salud.

¿Qué son los ácaros?

Los ácaros son artrópodos extremadamente pequeños que miden aproximadamente de 0,1 a 0,5 mm de largo. Aunque son pequeños, son responsables de alergias, asma y enfermedades respiratorias. Hay muchas especies de ácaros, pero las más comunes son las siguientes:

Ácaros del polvo

Los ácaros del polvo doméstico son los más comunes y se encuentran en casi todas partes. Estos ácaros se alimentan de las células muertas de la piel humana y animal, lo que los hace especialmente comunes en las camas, alfombras, cortinas y muebles tapizados. Los ácaros del polvo pueden producir alergias y asma, especialmente en personas con alergias preexistentes.

Ácaros de la humedad

Los ácaros de la humedad son un problema común en ambientes con humedad elevada. Se encuentran a menudo en habitaciones con alta humedad, como baños o sótanos, donde crecen en áreas húmedas como paredes y techos. Los ácaros de la humedad pueden contribuir a problemas respiratorios, especialmente en personas con asma.

Ácaros del queso

Los ácaros del queso son una especie de ácaro que se encuentra en algunos tipos de quesos y otros alimentos fermentados. Se utilizan a veces en la producción de quesos como el Roquefort y el Gorgonzola. A pesar de que estos ácaros son seguros para el consumo humano, pueden causar alergias en algunas personas.

¿Cómo afectan los ácaros nuestra salud?

Los ácaros pueden afectar nuestra salud de varias maneras. A continuación se detallan algunas de las formas más comunes en que los ácaros pueden perjudicar nuestra salud.

Alergias e irritaciones respiratorias

Los ácaros del polvo son una causa común de alergias e irritaciones respiratorias. Los síntomas pueden incluir estornudos, goteo nasal, ojos llorosos, tos, congestión nasal e incluso asma. Las personas alérgicas a los ácaros del polvo deben tomar precauciones adicionales para reducir su exposición, como cubrir las almohadas y los colchones con protectores contra ácaros, lavar con frecuencia las sábanas y las fundas de las almohadas y mantener las habitaciones bien ventiladas.

Problemas respiratorios

Los ácaros de la humedad también pueden causar problemas respiratorios. Son responsables del síndrome de hipersensibilidad a la humedad, una enfermedad que puede causar dificultad para respirar, tos, fatiga y fiebre. Las personas afectadas pueden sentir una opresión en el pecho, sibilancias y dificultad para respirar.

Problemas de piel

Los ácaros del polvo y los ácaros de la humedad también pueden causar problemas de piel. Los ácaros del polvo pueden provocar una reacción alérgica en la piel, que se manifiesta en forma de sarpullido o urticaria. Los ácaros de la humedad pueden ser responsables de la picazón y la irritación de la piel.

¿Cómo podemos controlar los ácaros?

Hay varias maneras de controlar los ácaros y reducir su efecto sobre la salud humana. A continuación se detallan algunos consejos para reducir la exposición a los ácaros en el hogar.

Lavar la ropa de cama con regularidad

Lavarse la ropa de cama con regularidad en agua caliente puede ayudar a reducir los niveles de ácaros en su hogar. Compre fundas de almohada y cubrecolchones que estén diseñados para resistir los ácaros del polvo.

Limpieza regular de su hogar

Limpiar con regularidad el hogar es una buena manera de reducir los niveles de ácaros. La aspiración y el polvo en muebles y alfombras puede reducir la cantidad de ácaros del polvo en su hogar.

Reduzca el nivel de humedad en su casa

Los niveles de humedad demasiado elevados en el hogar pueden aumentar los niveles de ácaros del polvo y de la humedad. Mantener una humedad relativa adecuada y usar un deshumidificador puede ayudar a reducir los niveles de ácaros en su hogar.

Conclusión

Los ácaros pueden causar una gran cantidad de problemas de salud, incluyendo alergias respiratorias, problemas de piel y enfermedades respiratorias. Mantener tu hogar limpio y seco puede ayudar a reducir los niveles de ácaros, pero también hay protectores de ácaros disponibles para su uso en la cama. Mantener su hogar libre de ácaros del polvo y de la humedad puede ayudar a reducir los riesgos para la salud a largo plazo.