Los áfidos y trips y su resistencia a ciertos pesticidas

Introducción

Los áfidos y trips son plagas comunes en los cultivos y jardines. Estos insectos chupadores se alimentan de la savia de las plantas, lo que debilita su crecimiento y puede disminuir su producción. Para combatirlos, se han desarrollado diversos tipos de pesticidas. Sin embargo, la resistencia de estas plagas a ciertos productos químicos ha causado preocupación entre los agricultores y profesionales del control de plagas.

Áfidos

Los áfidos son pequeños insectos que miden menos de medio centímetro. Hay más de 500 especies diferentes, y todos se alimentan de la savia de las plantas. Los áfidos pueden propagarse rápidamente y afectar la calidad y cantidad de producción de los cultivos.

Cómo reconocer una infestación de áfidos

Los áfidos se pueden encontrar en la parte inferior de las hojas, tallos, brotes y flores de las plantas. Las hojas pueden amarillear y deformarse, y las plantas pueden retrasar su crecimiento. También dejarán una sustancia pegajosa en las hojas y el suelo.

Productos químicos para combatir los áfidos

Los pesticidas más comunes para tratar los áfidos incluyen los piretroides, neonicotinoides y organofosforados. Estos productos químicos funcionan al interferir con el sistema nervioso de los insectos y matarlos.

La resistencia de los áfidos a los pesticidas

Sin embargo, algunos áfidos han desarrollado una resistencia a ciertos pesticidas. Esto se debe a que las poblaciones más resistentes sobreviven después de la aplicación del pesticida y se reproducen, transmitiendo su resistencia a sus descendientes. Con el tiempo, las poblaciones de áfidos pueden volverse completamente resistentes a ciertos productos químicos.

Cómo prevenir la resistencia de los áfidos

Para prevenir la resistencia de los áfidos a los pesticidas, es importante utilizar una combinación de productos químicos y prácticas culturales. Además, es recomendable rotar los productos químicos y no depender de un solo tipo de pesticida. También se pueden usar insectos beneficiosos, como mariquitas y crisopas, para combatir los áfidos de forma natural.

Trips

Los trips son insectos muy pequeños, miden alrededor de 1 a 2 milímetros de largo. Tienen cuerpos alargados con dos pares de alas estrechas, lo que les permite moverse rápidamente entre las plantas. Los trips se alimentan de la savia de las hojas y flores de las plantas y pueden ser muy destructivos.

Cómo reconocer una infestación de trips

Los trips se pueden encontrar en los brotes y flores jóvenes, y a menudo causan daño en el borde de las hojas o en las flores donde muerden y se alimentan de la savia. El daño aparece como manchas blancas o plateadas y puede causar la caída de las hojas o los pétalos.

Productos químicos para combatir los trips

Los pesticidas más comunes para tratar los trips incluyen los piretroides, neonicotinoides y organofosforados. Estos productos químicos funcionan al interferir con el sistema nervioso de los insectos y matarlos.

La resistencia de los trips a los pesticidas

Al igual que los áfidos, algunos trips han desarrollado resistencia a ciertos pesticidas. Con el tiempo, las poblaciones de trips pueden volverse completamente resistentes a ciertos productos químicos.

Cómo prevenir la resistencia de los trips

Para prevenir la resistencia de los trips a los pesticidas, es importante utilizar una combinación de productos químicos y prácticas culturales. Además, es recomendable rotar los productos químicos y no depender de un solo tipo de pesticida. También se pueden utilizar insectos beneficiosos, como los ácaros depredadores y las chinches asesinas, para combatir los trips de forma natural.

Conclusiones

En conclusión, los áfidos y los trips son dos plagas comunes en cultivos y jardines que pueden causar daños significativos. Si bien se han desarrollado muchos productos químicos para combatir estas plagas, el uso excesivo de un solo tipo de pesticida puede conducir a la resistencia de las plagas. Es importante utilizar una combinación de productos químicos y prácticas culturales para prevenir la resistencia de las plagas y proteger nuestros cultivos y jardines.